Share Share in facebook Share in twitter
Send to a friend
   

Tools: Print

Finca el Origen Gran Reserva desenmascara su origen

La línea Finca el Origen Gran Reserva está experimentando un pequeño cambio de imagen. A simple vista no es tan notorio, pero filosóficamente apoya el trabajo que vienen haciendo nuestros agrónomos y enólogos hace años y refuerza la esencia de nuestra empresa, la cual está fuertemente ligada a su terruño.

Por un lado, hemos incluido en nuestra etiqueta la designación Single Vineyard, la cual se utiliza para identificar

que el vino viene de un viñedo único. La distinción de esta categoría radica en que son vinos que no solo presentan la tipicidad de una variedad o de un determinado corte, en ellos se pueden reconocer otras características organolépticas propias del terruño del que proviene, las cuales le imprimen un carácter e identidad propia, singular e irrepetible, ya que expresan a través de sus aromas, color y sabores las bondades de un particular viñedo en un momento determinado.

Otra característica de los vinos Single Vineyard es que muestran consistencia en el tiempo ya que siempre vienen de un mismo terruño, lo que nos permite asegurar la misma calidad año a año. Estos vinos son ideales para ser degustados verticalmente, ya que se puede apreciar la evolución del viñedo en el tiempo así como la influencia de los factores climáticos en cada añada. Otra manera interesante de probarlos es en comparación con otros productos de la misma categoría pero distinto origen, lo que nos permite sacar una radiografía de las características de cada zona.

Por otro lado, hemos agregado la denominación de origen “Vista Flores”, la cual, junto con Altamira, La Consulta y Gualtallary, son los micro-terroirs más exclusivos del Valle de Uco. En Vista Flores se encuentran proyectos de gran envergadura como Clos de los Siete (de Michel Roland), Alto las Hormigas (de Antonini) y Lurton (François Lurton), y muchas bodegas poseen viñedos o compran uvas de esta región para producir sus grandes vinos (Catena, Chandon, Kaiken, Zuccardi, entre otras).

Lo que hace a Vista Flores tan especial es una suma de factores que, al estar en un mismo contexto, hacen que este terruño se destaque sobre el resto:

Elevación (1.200 msnm). A mayor altitud, mayor es la amplitud térmica, lo que permite una buena maduración durante los días cálidos y gran concentración en el frío de la noche. La elevación conlleva también mayor exposición solar, lo que lleva a la uva a producir pieles gruesas que protejan las semillas de las quemaduras del sol del día y las bajas temperaturas de la noche. Los resultados son vinos concentrados y de gran expresión aromática.

Pureza. En Vista Flores, el aire y el agua (proveniente del deshielo de los Andes) son sumamente puros y esa pureza se imprime también en los vinos.

Clima desértico continental. En esta zona no hay influencia marítima en absoluto y el clima es desértico con precipitaciones anuales mínimas (235 mm). Este clima árido contribuye a una buena sanidad en los viñedos y una producción sustentable.

Suelos pobres. Los suelos de Vista Flores, llamados de canto rodado y de origen aluvional, son suelos donde abundan las rocas de diferentes tamaños y la arena. Su falta de materia orgánica hace que la planta crezca con un balance perfecto. El suelo además es profundo y permeable, características que contribuyen a la sanidad de la vid.

Un terroir tan grandioso merece su reconocimiento, es por ello que hemos incluido la indicación geográfica (IG) en las etiquetas de Finca el Origen Gran Reserva VISTA FLORES SINGLE VINEYARD, remarcando la fuerte conexión de los vinos de Finca el Origen con su terroir.

-


Share Share in facebook Share in twitter
Send to a friend
   

Tools: Print