Share Compartir en facebook Compartir en twitter
Send to a friend
   

Tools: Print

El Malbec es como el Polo

6 de Febrero, 2017 | en Noticias, Opiniones

A esta altura todos los consumidores de vino, sin importar su frecuencia, saben que Malbec es la uva más importante, y que es el exponente vínico nacional por excelencia.

Por eso, no es noticia que en una competencia internacional con participación de diferentes Malbec de todo el mundo la Argentina resulte ganadora.

Es más una obviedad. Noticia sería que nuestro país no obtuviera el primer puesto.

Además, esas noticias muchas veces confunden al consumidor ya que postulan a nuestro vino emblema como el mejor tinto del mundo. Y la realidad demuestra que no es así. Ya que si bien es cierto que los vinos argentinos están acariciando los 100 puntos de la prensa internacional especializada, todavía nadie se animó a realizar una degustación con los +98 puntos del mundo. Si el Malbec ganara esa competencia sí sería una gran noticia, porque confirmaría que no solo es el mejor exponente nacional, sino que también está a la altura de los demás.

Pero el Malbec nuestro es como el polo, no hay dudas que somos los mejores. Es más, en el deporte está tan claro que ni siquiera hace falta hacer un mundial para saber que la Argentina es el campeón. Lo mismo pasa con el Malbec local.

Algunas cifras bastan para entender la situación, mientras en la Argentina hay casi 40.000 hectáreas; muchas de ellas añosas; en Chile hay solo 6000 (la mayoría plantadas recientemente), en Francia 5.300; y eso que es la cuna de la variedad; en Sudáfrica unas 4.000, en Nueva Zelanda 80 y en California apenas 45 hectáreas.

Esto le permitió a nuestro país adoptar al Malbec como insignia y toda la industria del vino evolucionó de su mano. Y así como nadie puede discutir que el mejor Pinotage del mundo (cruzamiento de Pinot Noir y Cinsault) es el sudafricano, el liderazgo del Malbec está fuera de discusión.

Pero el desafío es trascender al Malbec, o dicho de otra forma, hacer que el polo sea tan atractivo como el fútbol. Haciendo un paralelismo fácil se puede decir que el Cabernet Sauvignon, el Chardonnay y el Pinot Noir son el fútbol. Entonces, cómo hacer para jugar al futbol y competir contra los mejores siendo el mejor jugador de polo. Esa es la cuestión, y no es nada fácil. Sobre todo si se tiene en cuenta que ha pasado el momento de gloria, ya que en los Estados Unidos el Malbec llegó a ser el varietal preferido por los americanos, y hoy está en el puesto décimo del mismo ranking. El tema se vuelve más serio aún porque se trata del principal mercado de destino de nuestros vinos (u$s272 millones que equivalen al 37%, el triple del segundo que es el Reino Unido).

Si pensamos que los Estados Unidos decidieron jugarle de igual a igual al Viejo Mundo con las tres variedades futboleras, y les fue muy bien, se puede deducir que no hay salida, y que habrá que conformarse con ver polo toda la vida. Pero no es tan así.

Hay una posibilidad a manos de los vinos de sitio (o lugar, o parcela, o terroir, o paraje, o etc.), los cuales en su mayoría están concebidos a base de Malbec, pero sin que el varietal sea protagonista. El tema acá es poder traducir estos conceptos en vinos más accesibles y de mayores volúmenes de producción. Otra sería explotar nuevos mercados, o incluso agitar el mercado interno que, como siempre, es el principal lugar de consumo de  nuestros vinos.

No creo que haya que buscar otro Cambiaso (Malbec), ya que ningún otro tiene tanta superficie. Ni Bonarda, ni Cabernet Sauvignon, ni Torrontés ni mucho menos Cabernet Franc (con menos de 1000 hectáreas).

La clave entonces es convencer al mundo que el polo puede ser tan atractivo como el fútbol, ese es el mejor camino. Y lejos de agotar su propuesta, seguir afinando la puntería. No creo que haya que seguir abriendo el abanico, es más hay que empezar a cerrarlo porque muchos que se subieron al carro sin estar a la altura de las calidades (tampoco de las circunstancias). Y si bien no hay que cerrarse y hay que seguir explorando, no hay que abandonar la causa porque difícilmente logremos obtener otro Malbec.

En fútbol tuvimos mucha suerte, después del Diego apareció Lionel; y en polo más, porque a Adolfito lo siguieron muchos 10 de handicap.

Y si bien no es noticia, ser los mejores en algo es mucho más atractivo que ser uno más, ya que siempre habrá en el mundo gente para conquistar con el polo, y también con el Malbec.

untitled-44

10 Malbec conquistadores

Zuccardi Piedra Infinita 2013

Zuccardi Valle de Uco, Paraje Altamira

$ – $$ – $$$ – $$$$

Hoy por hoy, para muchos es la máxima expresión vínica de Sebastián Zuccardi. Y si bien no hay dudas de sus características, se nota que es un vino que puede ir más allá. Sus aromas son compactos, un poco por su estado de juventud y otro porque se suele servir algo refrescado. Hay cuerpo y hay carácter, no es muy profundo aún, y la madera se siente suave y elegante. Su intensidad es la de un vino más armado, más pensado, con volumen y mucho potencial. Al abrirse en la copa surge su agarre y se hace más largo. Es un Malbec que se despliega en boca, con sus capas de aromas, sabores y texturas, y que está dando sus primeros pasos. Por su silueta y equilibrio vivaz se puede disfrutar ya, pero seguro irá ganando en todo al menos durante los próximos 10 años. Se nota que es una búsqueda más radical de Altamira, a partir del cuál su hacedor quiere construir una columna. Beber entre 2017 y 2025. Puntos: 95

Nosotros 2013

Susana Balbo Wines, Gualtallary, Valle de Uco

$ – $$ – $$$ – $$$$

Este Malbec vuelve a ser Single Vineyard, pero ya no de Agrelo ni de Altamira ni de Vista Flores como sus antecesores, sino de Gualtallary. De buena fluidez y un carácter frutal propio, con algo cárnico. Hay músculo y frescura, con taninos vibrantes que dan profundidad, despliega capas de texturas y sabores en el paladar. Y si bien la madera dice presente, acompaña aportando cierta complejidad. Además, goza de un muy buen potencial. Este gran vino que resume el comienzo de una nueva etapa. Puntos: 94

Pasionado Malbec 2014

Bodega Andeluna, Gualtallary, Valle de Uco

$ – $$ – $$$- $$$$ (Nov2016 $951)

Muy buena expresión y agarre, paladar jugoso y tenso. De Malbec moderno pero austero, con tipicidad de zona, y muy buena frescura. Es voluptuoso, franco y con muy buen potencial. Taninos filosos, largo, joven y con buen carácter frutas rojas y negras, con toque herbal delicado. Lo mejor del vino es su carácter de fruta, diferente a sus antecesores. Más vertical y a la vez con mayor potencial. Beber entre 2016 y 2022. Puntos: 93

Finca Suarez Gran Malbec 2014

Finca Suarez, Paraje Altamira, Valle de Uco

$ – $$ – $$$ – $$$$

De aromas elegantes y bien integrados, carnoso y con agarre. Un Malbec franco y amable, con tensión y armonía. Es voluptuoso y fresco, pero con equilibrio, hay juventud con armonía y también potencial pero con presente. De trago refrescante con tipicidad de lugar, de cepa y de marca. Se nota que hay una línea, y que la fluidez es con intención. Además, es muy interesante por sus texturas (que la crianza de 18 meses en foudres supo preservar) y por su largo y herbal final. Un auténtico tinto de altura y moderno, que avanzó mucho respecto de la cosecha anterior, y que está para descorchar hoy o en los próximos cinco años. Puntos: 92

Aniello Soil Corte de Malbec 2014

Bodega Aniello, Mainque, Alto Valle Río Negro

$ – $$ – $$$ - $$$$ (Jul2016 $280)

Sus aromas son bien intensos, con fruta enérgica que habla del lugar. Es algo negra pero también roja, mucho volumen con equilibrio, y una frescura que aporta mucha vivacidad. También se siente algo herbal, con músculo y buen agarre. De paladar franco y profundo, con cierta calidez muy bien equilibrada por su frescura. Es un Malbec con carácter propio, y eso es un gran atributo para el varietal más elaborado en nuestro país. Seguro que la botella domará un poco sus ímpetus, pero hoy se puede disfrutar mucho con carnes asadas. Beber entre 2061 y 2020. Puntos: 92

Casarena S.V. Naoki´s Vineyard Malbec 2013

Casarena, Agrelo, Mendoza

$ – $$ - $$$ - $$$$ (Sep2016 $350)

El Malbec no deja de sorprender, y vinos como este demuestran que aún hay mucha tela para cortar. Porque es un tinto muy moderno para ser de Agrelo, más allá del reconocido estilo de la casa. Con una acidez bien sostenida, una fruta muy expresiva y texturas vivaces. Buen volumen y fluidez, con la madera que se va a ir integrando. De paladar franco, no muy profundo pero con cierta persistencia, y final  especiado con dejos herbales. Hay potencial de gran vino a la vista. Beber entre 2016 y 2020. Puntos: 92

Luigi Bosca DOC Malbec 2012

Bodega Luigi Bosca, Vistalba, Luján de Cuyo

$ – $$ – $$$ - $$$$

Elegante y classy, con buen potencial y ese perfil de fruta madura pero viva y fresca del Malbec de la primera zona. Con taninos muy bien logrados y una crianza totalmente integrada (14 meses en barricas nuevas de roble francés). De carácter cálido y amable, pero sutil y elegante. Trago profundo y buen potencial, aunque está pasando por un gran momento. Beber entre 2016 y 2020. Puntos: 91,5

Viña Vida Bien Nacido Reserva Malbec 2011

Oscar Marcovecchio Wines, Vista Flores, Valle de Uco

$ – $$ – $$$ – $$$$

De aromas intensos, con notas de fruta roja, actual pero algo madura por el paso del tiempo. Compacto y denso en sus expresiones, con buen volumen y dejos herbales típicos del lugar. Taninos firmes y una frescura integrada que lo mantiene joven. De buen cuerpo y carnosidad, es profundo y tiene buen carácter de fruta negra. El estilo “drinkable con complejidad” pretendido por su autor se mantiene pero varía de acuerdo a la cosecha. Tiene todo para ganar fineza en la botella pero está pasando por un gran momento. beber entre 2016 y 2019. Puntos: 91

Pulenta Estate Single Vineyard Malbec 2013

Pulenta Estate, Gualtallary, Valle de Uco

$ – $$ – $$$ – $$$$ (Sep2016 $540)

De aromas intensos y compactos, todavía se lo siente muy joven. Paladar fluido, con agarre y poca profundidad, muy tomable y con cierto carácter. No es efusivo, hay volumen con una frescura bien integrada, voluptuoso pero sin peso, con un cuerpo más etéreo, con texturas que están y la madera que ni se siente. Su carácter frutal es interesante por el equilibrio que presenta, ni tan rojo ni tan negro y no exagera con con lo herbal. Beber entre 2016 y 2019. Puntos: 91

Piedra Negra Gran Malbec  2011

Bodega Piedra Negra, Chacayes, Valle de Uco

$ – $$ – $$$ – $$$$ (Sep2016 $410)

Fue el primer gran vino argentino de Francois Lurton, propietario de la bodega, un Malbec de Uco que nació en la cosecha 1999. y desde entonces ha ido evolucionando en busca de un estilo propio. De buen volumen y fruta madura, con un paso refrescante pero muy ahumado. Todavía hay fuerza en su fruta aunque el roble domine su final de boca. Beber entre 2016 y 2018. Puntos: 90

Fuente: http://www.fabricioportelli.com/

Linkedin Google Yahoo! Delicius
Send to a friend
   

-


Admin tools: Edit this entry.