Share Compartir en facebook Compartir en twitter
Send to a friend
   

Tools: Print

Novedades

Apuesta a la Bonarda

Familia Blanco cierra un 2015 muy positivo, a partir de sorprendentes vinos elaborados con esta variedad tinta que hoy goza de un merecido renacer.
¿Quién hubiese pensado, allá por los años ochenta, que la Bonarda Argentina daría etiquetas de alta gama, con buen potencial de guarda? Disctuida y menospreciada durante décadas, la reconversión de los viñedos [...]


Un gran año para los Bonardas de Familia Blanco

Dante Robino, Casarena y Cruzat lanzaron una nueva opción de turismo vitivinícola.Se trata de la ruta de las burbujas donde amantes de los espumantes podrán recorrer en bicicleta tres bodegas y degustar sus productos.


Vinos

Mairena Bonarda Reserve 2008

Variedad de uva: Bonarda 100%
Vista: Se manifiesta impetuoso, con una vivacidad rojiza intensa y brillante con destellos violáceos.
Nariz: Su identidad varietal se expresa a través de frutos rojos maduros, cerezas y ciruelas. Sus delicados toques herbáceos se funden con el perfume a moras negras. Se destacan notas de café y vainilla por su crianza en barricas de roble francés durante 12 meses.
Boca: Untuoso y de buen volumen. Subyuga el paladar con su riqueza ácida y sus taninos aterciopelados.

Mairena Blend Reserve 2008

Variedad de uva: Malbec 70% - Bonarda 30%
Vista: Rojo rubí intenso con tonalidades violáceas.
Nariz: Las notas de cerezas y ciruelas del Malbec se conjugan con los profundos toques de moras y frambuesa del Bonarda, formando así una alianza franca y singular.
Boca: Agradable, equilibrado, provisto de taninos ligeramente dulces madurados en barricas de roble francés durante 12 meses.

Mairena Sauvignon Blanc 2011

Variedad de uva: Sauvignon Blanc 100%
Nariz: Aroma de frutos cítricos con notas de maracuyá y hierbas salvajes.
Boca: Fresco, frutado, de acidez y final equilibrado.

Quiénes somos

Es el tronco ya formado de raíces españolas, que por tres generaciones se ha dedicado con entrega a la labor de la tierra, lo que ha dado por resultado la magnífica conjunción del hombre y el fruto.

En los años 80, Gabriel y Mónica, junto a sus 5 hijos, decidieron continuar con la costumbre ancestral de obtener de la tierra lo mejor y es a partir de 2005 dieron inicio a un viejo anhelo de llevar a la botella todo el esfuerzo puesto en el viñedo.
Familia Blanco pone hoy todo su empeño en producir sus líneas de vinos, abordando el desarrollo desde los cultivos hasta cada etapa de los procesos de elaboración.

El desafío es plasmar el entusiasmo, esfuerzo, y talento de la familia en vinos singulares que satisfagan paladares selectos, respondiendo a altos estándares de calidad a nivel global, combinando tradición con innovación.